Spanish English

La Actitud Beta y el Desarrollo Personal

07/09/2018
La Actitud Beta y el Desarrollo Personal
Autor: 
Dr. Jesús R Rivas, Ph.D. & Ed.D. Chancellor, TAU

Editorial de TAU para el segundo semestre del 2018 / Del 07-01-2018 al 12-31-2018

Por:
Dr. Jesús R Rivas, Ph.D. & Ed.D.  Chancellor, Tecana American University (TAU).

Recientemente en nuestra Facultad of Business and Economics, analizamos la actitud personal beta en los negocios. Partiendo que la actitud beta permanente es esencialmente un compromiso de vida con tu crecimiento personal constante.
Dada la importancia de este tema, a continuación haré un resumen de la actitud beta y el desarrollo personal.
El crecimiento personal, no es una acción que se logra de un momento a otro, sino que más bien, es el resultado, de un largo proceso que se va manteniendo en el tiempo, y que permite que el individuo vaya aumentando continuamente sus conocimientos, sus habilidades, su potencial, y su desarrollo holístico.
Lo que voy a describir a continuación, corresponde al libro de Reid Hoffman y Ben Casnocha “The Start-Up of You: Adapt to the Future, Invest in Yourself, and Transform Your  Career “, publicado por Crown Business, 2012.
Hoy en día, las empresas de tecnología, suelen dejar el aviso de fase de pruebas beta en sus productos durante un tiempo luego del lanzamiento oficial, para señalar que el  software no está terminado sino que está preparado para una nueva tanda de mejoras.
Gmail, por ejemplo, fue lanzado en 2004 pero no retiró el aviso de beta hasta 2009, cuando ya era utilizado por millones de usuarios. Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, termina cada una de sus cartas anuales a los accionistas recordándoles, como lo hace desde la primera vez en 1997, que todavía estamos en el primer día de Internet y de Amazon.com: “Aunque somos optimistas, debemos permanecer vigilantes y conservar una sensación de urgencia”. En otras palabras, Amazon nunca está terminada siempre es el primer día.

Para los empresarios “terminado” es un insulto. Saben que las mejores empresas evolucionan permanentemente, y nunca está terminada. Son empresas en desarrollo. Cada día nos presenta una oportunidad de aprender más, hacer más, ser más, crecer más en nuestras vidas, y en nuestras carreras. Conservar tu carrera en estado beta permanente te obliga a aceptar  que tienes errores, que quedan cosas por desarrollar en tu persona, que necesitas adaptarte y evolucionar. Pero sigue siendo una actitud rebosante de optimismo, porque celebra el hecho de que tienes el poder de mejorarte a ti mismo, y como consecuencia, de mejorar el  mundo a tu alrededor.
Andy Hargadon, director del centro de negocios de la Universidad de California-Davis, indica que para mucha gente 20 años de experiencia son, en realidad, un año repetido 20 años.   Si mantienes tu carrera en beta permanente, 20 años de experiencia serán 20 años de experiencia, porque cada año habrá marcado nuevos y enriquecedores desafíos y oportunidades. El beta permanente es esencialmente un compromiso de vida  con tu crecimiento personal constante.
Mantente ocupado viviendo, o mantente ocupado muriendo. Si no estás creciendo, es porque te estás contrayendo. Si no estás avanzando es porque estás retrocediendo.
La actitud beta permanente por sí sola no podrá transformar tu carrera. Hay otras aptitudes reales necesarias para convertirte en empresario de tu vida. Tales como: Desarrollar tus ventajas competitivas en el mercado combinando tus activos, tus aspiraciones y las realidades del mercado. Utilizar la planificación. Construir relaciones reales y duraderas en red profesional. Encontrar y crear oportunidades. Valorar con precisión y tomar riesgos inteligentes; y  aprovechar la inteligencia en red, como un profesional global y competitivo.

Vaya para Reid Hoffman y Ben Casnocha, nuestras felicitaciones por su importante libro.
 
 
Dr. Jesús R Rivas, Ph.D.; Ed.D.