Spanish English

La organización en aprendizaje permanente

05/12/2015
La organización en aprendizaje permanente
Autor: 
TAU Editorial Team

El presente artículo redactado por TAU Editorial Team y concluido en  Mayo 12, 2015.  Es extraído de la obra de Joseph O´Connor y Jhon Seymour  “Training with NLP. Skills for Managers, Trainers and Communicators “(1994), con algunas adaptaciones realizadas para el TAU Editorial Semestre Mayo-Noviembre 2015.

Una organización, es un grupo social compuesto por personas, tareas y administración que forman una estructura sistemática de relaciones de interacción, tendientes a producir bienes o servicios o normativas para satisfacer las necesidades de una comunidad dentro de un entorno, y así poder lograr el propósito distintivo que es su misión.*

Una organización en aprendizaje permanente, es aquella que reconoce la importancia de las personas que la componen, fomenta su pleno desarrollo y crea un contexto en el que puedan aprender. Esta nueva clase de organización empresarial es posible porque los seres humanos somos aprendedores por naturaleza, a pesar de un sistema de enseñanza formal que a menudo coarta nuestra capacidad natural de aprendizaje. Por lo demás, equivale a nadar contra corriente, porque la cultura en que vivimos nos es una cultura naturalmente aprendedora.

La organización en aprendizaje permanente es una innovación fundamental. Es tan distinta de nuestras organizaciones actuales como éstas son de nuestra aldea medieval. El propósito, los valores y las maneras de trabajar y de pensar son del todo diferentes. Formar parte de un grupo de personas que confían unas de otras y comparten un objetivo común, y en el que cada una puede utilizar sus puntos débiles, constituye una grata experiencia. Es asombroso lo que puede lograr un grupo semejante.

La organización en aprendizaje permanente y su cultura creativa son posibles, pero difíciles de crear a voluntad. No se la puede imponer, sino que debe cultivarse orgánicamente en todos los niveles. Todavía estamos buscando las disciplinas y los métodos de desarrollo que nos permitan establecerla eficazmente.

Este tipo de organización tal vez parezca utópica y difícil de materializar.

 

Las cualidades de la organización en aprendizaje permanente

Peter Senge, describe las cualidades de una organización de este tipo en su libro La quinta disciplina: el arte y la práctica de la organización abierta al aprendizaje (1990).

La quinta disciplina a que se refiere el titulo de su libro es el pensamiento sistémico, muy distinto de nuestros procesos tradicionales de pensamiento lineal. Pensar de un modo sistémico  acerca de una organización significa contemplar la relación de sus partes y ver un proceso de cambio ante que separadas.

Las otras cuatro disciplinas de la organización abierta al aprendizaje, según Peter Senge, son: la construcción de una visión común, el aprendizaje en equipo, los modelos mentales y la maestría personal.

Construir una visión común, podría definirse como el proceso de crear un propósito y una identidad para la organización que inspiren y motiven a todos los miembros de esa organización. El aprendizaje en equipo es la manera en que las personas pueden formar equipos eficaces. Los modelos mentales son las creencias inconscientes de los individuos y los grupos que configuran su comportamiento y sus decisiones. Todos tenemos creencias que limitan nuestra eficacia; esta disciplina consiste  en aprender la manera de sacar a la luz tales creencias limitadoras y cambiarlas por otras que nos capaciten más, que conduzcan a mejores decisiones y acciones. Por último, está la maestría personal: maestría en el sentido del maestro artesano que tiene un compromiso vitalicio con el perfeccionamiento de sus habilidades, y personal porque forma parte del desarrollo personal. Nadie puede hacerlo por usted. Tanto la motivación como la satisfacción vienen de dentro.

Todas las disciplinas de Senge implican el aprendizaje de habilidades de pensamiento, la actuación eficaz y el perfeccionamiento constante de lo que hacemos. Estamos, pues, en el terreno del formador. Pero si hemos de producir resultados, un número cada vez mayor de personas necesitará las habilidades de los mejores de nosotros. Tenemos que hacer explícitas esas habilidades y crear maneras de transmitirlas rápidamente.

 

Puntos claves de las organizaciones en aprendizaje permanente

-. La capacidad de aprender más de prisa que la competencia quizá sea la única ventaja competitiva sostenible.

-. Muchas empresas están convirtiéndose en organizaciones en aprendizaje permanente. Una  organización en aprendizaje permanente pretende: capacitar a su personal. Perfeccionarse constantemente y perfeccionar a su personal. Aprender en todos los niveles, del corporativo al individual. Responder a las necesidades de los clientes. Fomentar el pleno desarrollo de todas las personas que hay en la empresa. Crear una cultura de aprendizaje.

 

Puntos claves para crear una organización en aprendizaje permanente

-. Todavía no está claro cómo se puede poner en práctica la organización en aprendizaje permanente y su cultura de aprendizaje.

-. Peter Senge ha identificado cinco disciplinas necesarias para crear una organización en aprendizaje permanente:

    1.- Pensamiento sistémico: pensar en términos de relaciones y consecuencias a largo plazo antes de que en términos lineales de causa y efecto a corto plazo.

    2.- Construir una visión compartida: crear un propósito y una identidad para la organización.

    3.- Aprendizaje en equipo.

    4.- Modelos mentales: sacar a la superficie las creencias inconscientes de los individuos y grupos que configuran todo su comportamiento y decisiones.

    5.- Maestría personal: un compromiso de perfeccionar continuamente las habilidades en el trabajo.

          

*Wikipedia